Naturaleza en Polonia: Viaje a Zakopane

0
300
views
Desenso por el río Dunajec en Zakopane

A dos horas en auto desde Cracovia está la ciudad de Zakopane. Es conocida como la capital del invierno de Polonia por tener unas de las mejores pistas de ski del país.

En verano también se convierte en uno de los destinos más populares del turismo interno polaco. Lleno de resorts de descanso y oferta de turismo de naturaleza, demuestra que no necesita nieve para ser atractivo.

Visitamos Zakopane en julio (verano europeo) y gracias a la agencia Stay Poland disfrutamos de un full-day tour con lo mejor de la ciudad en un sólo día.

 

Descenso por el río Dunajec

Arrancamos con la que fue nuestra actividad favorita del día (en la sección relajo), un paseo de 2 horas por el río Dunajec en típicas balsas de madera.

Nuestro “conductor” sólo hablaba polaco, por lo que nuestra guía Margarita fue clave para interpretarnos la historia de lugar mientras disfrutábamos de un paseo tranquilo. Sólo nosotros, el sonido del agua y las aves, y un paisaje espectacular (digno de portada de National Geographic).

Descenso por el río Dunajec en Zakopane

Descenso por el río Dunajec en Zakopane Polonia

Arquitectura de madera

Zakopane es conocida por sus casas y capillas de madera. Fue nuestra primera vez en una capilla hecha con tablones por dentro y fuera: el suelo, altar, esculturas, candelabros, todo de madera. De cuento!!

Capilla de madera en Zakopane PoloniaInterior de capilla de madera en Zakopane Polonia

 

Comida Polaca y Restaurantes acogedores

Paramos a degustar la gastronomía polaca en el restaurante “Karczma przy Młynie” (y se van dando una idea de por qué es bueno tener una guía-traductora).

Platos a base de carne y embutidos, sopa de costillas y pepinos encurtidos . En la región se consume comida alta en grasa como en la mayoría de zonas de montaña, por el rico aporte de calorías (y para los visitantes, la excusa perfecta para romper la dieta).

restaurante en zakopane polonia

 

En Telesilla por el monte Gubalowka

Al final de la tarde, subimos en funicular para luego bajar en telesilla y disfrutar de la vista panorámica del verde Zakopane.

Monte Gubalowka Zakopane polonia

El resto del día tocó relajar en el centro de la ciudad. Zakopane tiene un boulevard con tiendas, cafés y bares que mantienen el ambiente cálido que caracteriza a todo pueblo pequeño.

¡Polonia nos sorprendió en cada ciudad que visitamos y Zakopane no fue la excepción!